BREVE HISTORIA DEL ARZOBISPADO DE SANTO DOMINGO

Nacen las dos primeras diócesis dominicanas (1511-1546)

Como resultado de las negociaciones entre la corona de Castilla y la Santa Sede, mediante la bula Romanus Pontifex (8 agosto 1511), el mismo Papa Julio II suprimía la provincia citada, y en su lugar erigía las diócesis de Santo Domingo y la Concepción de la Vega, en la isla Española, y la de San Juan en la isla de Puerto Rico, pero haciéndolas sufragáneas o dependientes de la Arquidiócesis de Sevilla. Los obispos de las nuevas diócesis eran: el franciscano García de Padilla (Santo Domingo), el Dr. Pedro Suárez Deza (La Vega), y el Lic. Alonso Manso (San Juan).

La Catedral de Santo Domingo, bajo el patronazgo de Nuestra Señora de la Encarnación, se erigió el 12 de mayo de 1512, mediante acto de Fr. García de Padilla, O.F.M., firmado en Burgos. A pesar de ello, el primer obispo de Santo Domingo, ya consagrado, no llegó a salir de España. Sin haber tomado posesión de su sede ni siquiera por procurador, falleció en Getafe (Madrid), el 11 de noviembre de 1515.

Sin embargo, Pedro Suárez Deza, obispo de la Concepción de La Vega, fue el primero en llegar a la isla posiblemente a principios de 1514. Uno de sus primeros actos oficiales fue la bendición del solar de la futura Catedral de Santo Domingo, el domingo 26 de marzo de 1514. La obra de la catedral no se iniciaría hasta la llegada de su 2º obispo: el italiano Alessandro Geraldini (1516-1524). Cuatro años después de la muerte de este primer obispo residencial, la diócesis de La Vega se unió a la de Santo Domingo. A partir de entonces y hasta 1606, los obispos nombrados eran a un tiempo de Santo Domingo y la Concepción de la Vega.

Creación de la Provincia Eclesiástica de Santo Domingo (1546-1803)

Desde 1536 se hacían gestiones en la corte para crear dos iglesias metropolitanas en las Américas e independientes de Sevilla. Pero la ejecución del plan de Carlos I, que pronto abarcaría también a la iglesia de la Ciudad de los Reyes o Lima, coincidió con la visita a España del obispo de Santo Domingo Alonso de Fuenmayor (12 julio 1544). Por medio de la bula Super universas orbis ecclesias (12 febrero 1546),  Paulo III elevó el obispado de Santo Domingo al rango de arzobis­pa­do y lo hizo cabeza de una Provincia. Otro tanto hizo la Santa Sede con las iglesias de Nueva España (México) y de la Ciudad de los Reyes o Lima (Perú).

El Papa restituía a la 1ª diócesis americana la antigua categoría de Provincia Eclesiás­tica, que habría disfrutado desde 1504 si no hubiera quedado sin efecto aquella bula. A partir de este momento y hasta 1564, fueron sufragáneas de la Provincia de Santo Domingo las diócesis de la Concep­ción de la Vega (prácticamente de existencia nominal), San Juan de Puerto Rico, Santiago de Cuba, Trujillo o Comayagua (Honduras), Coro (Venezue­la), Santa Marta y Cartagena de Indias, ambas en Nueva Granada o Colombia.

Creación 

Julio II, Mediante la Bula “Illius Fulciti Praesidio”, del 15 de noviembre de 1504, crea la Arquidiócesis de “Yaguate”, “in qua est portus Sacti Dominici”, asignándole como sufragáneas las Diócesis de Baitona y de Maguá creadas en la misma fecha. Esta bula no llegó a ejecutarse y el mismo Papa la sustituye por la Bula “Romanus Pontifex”, del 8 de agosto de 1511, mediante la cual se crea la Diócesis de Santo Domingo, al mismo tiempo la Diócesis de La Concepción (La Vega) Y la Diócesis de Puerto Rico, las tres sufragáneas del Arzobispo de Sevilla. Fray García Padilla, OFM, primer Obispo de Santo Domingo, da ejecución a estas bulas en Burgos, el 12 de mayo de 1512, al instituir el Cabildo Eclesiástico vinculado a la Catedral y al erigir las primeras parroquias de sus diócesis.

Paulo III, Mediante la Bula “Super Universas Orbis Ecclesias”, del 12 de febrero de 1546 eleva al rango de Arquidiócesis la Diócesis de Santo Domingo, asignándole como sufragáneas las diócesis existentes en la Islas del Caribe y en los territorios ocupados hoy por Venezuela y Colombia, la Florida y parte de América Central.

Pio VII, Mediante la Bula “Divinis Praeceptis”, del 16 de noviembre de 1816, confirma las resoluciones de la Monarquía Española del 29 de abril de 1810 mediante las cuales se establece con todos sus antiguos honores, privilegios y derechos, la Arquidiócesis de Santo Domingo, después de las vicisitudes del Tratado de Basilea de 1795. Mediante la misma Bula, el Papa reconoce oficialmente a la Arquidiócesis de Santo Domingo, el titulo honorifico de “Primada de Indias”, que esta sede había usado desde tiempos inmemoriales y que Pio XII confirmaría en el Concordato de 1954.

Pio XII, divide por primera vez la Arquidiócesis el 25 de septiembre de 1953, creando las Diócesis de Santiago de los Caballeros y la Vega y la Prelatura “Nullius” de San Juan de la Maguana mediante la Bula “Si Magna et Excelsa”, del 25 de septiembre de 1953.

Pio XXIII, divide por segunda vez la Arquidiócesis el 1ro. de abril de 1959 al crear la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia o de Higüey.

Juan Pablo II, divide por tercera vez la Arquidiócesis al crear la Diócesis de Baní mediante la Bula “Spiritali Christifidelibus” del 8 de noviembre de 1986.

Juan Pablo II, divide por cuarta vez la Arquidiócesis al crear la Diócesis de San Pedro de Macorís, el día 15 de Marzo de 1997 mediante la Bula “Veritatis Lucem”.

Sus Pastores

Ricardo Pittini SDB, toma de posesión como Arozobispo de Santo Domingo el 24 de octubre de 1935 y recibe la ordenación episcopal el 8 de diciembre de 1935. El 2 de mayo de 1945 la Santa Sede le asigna como Arzobispo Coadjutor con Derecho de Sucesión a Mons. Octavio Antonio Beras Rojas, Arzobispo Titular de Eucaita y como Obispo Auxiliar a Mons. Felipe Gallego, S.J., Obispo Titular de Arcadia. Ambos reciben la ordenación episcopal el 12 de agosto de 1945. Mons. Beras es nombrado Administrador Apostólico “Sede Plena” de la Arquidiócesis de Santo Domingo, el 30 de enero de 1960. Mons. Gallego muere el Madrid, España, el 18 de abril de 1959. Mons. Pittini cesa con su muerte, acaecida el 10 de diciembre de 1961.


Octavio Antonio Beras Rojas
, accede automáticamente el título de Arzobispo de Santo Domingo el 10 de diciembre de 1961. El 4 de enero de 1966, Hugo Eduardo Polanco Brito, toma posesión como Administrador Apostólico “Sede Plena” de la Arquidiócesis de Santo Domingo; el 20 de enero de 1970 es suprimida la Administración Apostólica y Mons. Polanco pasa a ser Arzobispo Titular de Mentesa y Coadjutor del Arzobispo de Santo Domingo hasta el 12 de mayo de 1975, cuando es nombrado Obispo de Higüey. En 1975 la Santa Sede Nombra como Obispos Auxiliares de Mons. Beras a Mons. Príamo Pericles Tejada Rosario, Obispo Titular de Gilba y a Mons. Juan Félix Pepén Solimán, Obispo Titular de Arpi. El 24 de mayo de 1976, Mons. Beras es Constituido Cardenal de la Santa Iglesia Romana, Siendo el primer prelado dominicano en ostentar este rango. Mons. Beras cesa en el gobierno pastoral de la Arquidiócesis al aceptarle la Santa Sede su renuncia por motivos de edad, el 16 de noviembre de 1981, pasando a ser Arzobispo Emérito de Santo Domingo. Falleció en Santo Domingo, D.N., el 30 de noviembre de 1990.

Nicolás de Jesús López Rodríguez, anteriormente Obispo de San
Francisco de Macorís, toma posesión como Arzobispo de Santo Domingo el 16 de noviembre de 1981 y es instalado solemnemente el 19 de diciembre de 1981. Fue creado Cardenal de la Santa Iglesia Romana el 28 de junio de 1991. Tiene como Obispos Auxiliares a Mons. Amancio Escapa Aparicio, O.C.D., Obispo Titular de Cene, nombrado Vicario General el día 17 de diciembre del 1992, y a Mons. Pablo Cedano Cedano, Obispo Titular de Vita, nombrado Vicario de Pastoral, ambos Recibieron la Ordenación Episcopal el día 6 de julio del 1996. Además fueron Obispos Auxiliares, hoy Eméritos: 1) Mons. Juan Félix Pepén Solimán; recibió la Ordenación Episcopal el 31 de mayo de 1959, al ser nombrado Obispo de Higüey, oficio que desempeñó hasta el 12 de mayo de 1975, cuando fue nombrado Obispo Titular de Arpi y Auxiliar de Arzobispado de Santo Domingo. 2) Mons. Francisco José Arnaiz Zarandona, S.J., Obispo Titular de Leges, nombrado por Juan Pablo II, recibiendo la Ordenación Episcopal del mismo papa, en Roma, el 6 de enero de 1989. Auxiliar del Arzobispado de Santo Domingo y Vicario de Administración.

También fueron Obispos Auxiliares de esta Arquidiócesis: 1) Mons. Príamo Tejada Rosario, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis hasta el 1986. 2) Mons. Ramón de la Rosa y Carpio, Titular de Cerbali. Nombrado por el Papa Juan Pablo II, recibiendo la Ordenación Episcopal del Mismo Papa, en Roma, el 6 de enero de 1989, y nombrado Obispo de la Diócesis de Higüey.

Ricardo Pittini SDB
Octavio Antonio Beras Rojas
Nicolás de Jesús López Rodríguez