Inspecciones de seguridad aleatorias durante la JMJ

La policía efectuará controles aleatorios para garantizar la seguridad de los peregrinos durante la JMJ.

Durante la Jornada Mundial de la Juventud, los oficiales de policía en servicio efectuarán inspecciones aleatorias a las personas y al equipaje en los lugares donde se llevarán a cabo los actos centrales y en donde habrá una gran cantidad de gente, como lo son las estaciones de trenes y buses, las vías principales y las rutas de transporte.

El objetivo de los controles es inspeccionar aleatoriamente a las personas y al equipaje entre los participantes de la JMJ. Estos controles se efectuarán utilizando aparatos portátiles de rayos X, detectores de metales y perros entrenados para detectar explosivos.

Existe un plan para efectuar controles aleatorios permanentes en las rutas principales que llevan a Błonia, Campus Misericordiae y Łagiewniki. En estos puestos de control, la policía y los oficiales de aduana efectuarán las inspecciones del equipaje usando aparatos portátiles de rayos X.

Los policías uniformados que estén en servicio estarán acompañados por policías de civil. Sus labores serán observar el comportamiento de la gente, elegir quién será inspeccionado y prestar atención al equipaje u otros elementos abandonados.

Estos controles de seguridad aleatorios se efectuarán no solo en los lugares asignados, sino que también se llevarán a cabo usando aparatos manuales como detectores de metales y espectrómetros.

Tanto los voluntarios como los participantes de la JMJ deberán informar a la policía si hay equipaje abandonado o si el comportamiento de alguien es inusual.

De acuerdo con las regulaciones legales, la policía tiene el derecho a pedir los documentos de identidad de las personas para identificarlas, inspeccionar individuos e instalaciones y revisar el equipaje usando aparatos específicos, por ejemplo, para detectar de explosivos.