Arquidiócesis de Santo Domingo

Evangelio del Día 09 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 09 de Septiembre 2016

Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 9, 16-19. 22b-27

Hermanos: El hecho de predicar no es para mí motivo de orgullo. No tengo más remedio y, ¡ay de mí si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por mi propio gusto, eso mismo sería mi paga. Pero, si lo hago a pesar mío, es que me han encargado este oficio. Entonces, ¿cuál es la paga? Continue reading →

Evangelio del Día 08 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 08 de Septiembre 2016

Primera Lectura: Miqueas 5,1-4ª

Así dice el Señor: “Pero tú, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. Continue reading →

Evangelio del Día 07 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 07 de Septiembre 2016

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 7,25-31

Respecto al celibato no tengo órdenes del Señor, sino que doy mí parecer como hombre de fiar que soy, por la misericordia del Señor. Estimo que es un bien, por la necesidad actual: quiero decir que es un bien vivir así. ¿Estás unido a una mujer? No busques la separación. ¿Estás libre? No busques mujer; aunque, si te casas, no haces mal; y, si una soltera se casa, tampoco hace mal. Continue reading →

Evangelio del Día 06 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 06 de Septiembre 2016

Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 6, 1-11

Hermanos: Cuando uno de ustedes está en pleito con otro, ¿cómo tiene el descaro de llevarlo a un tribunal pagano y no ante los santos? ¿Han olvidado que los santos juzgarán el universo? Pues si ustedes van a juzgar al mundo, ¿no estarán a la altura de juzgar asuntos de poca importancia? Continue reading →

Evangelio del Día 05 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 05 de Septiembre 2016

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5,1-8

Hermanos: Se sabe de buena tinta que hay un caso de unión ilegítima en su comunidad, y tan grave que ni los gentiles la toleran: me refiero a ése que vive con la mujer de su padre. ¿Y todavía tienen humos? Estaría mejor ponerse de luto y pidiendo que el que ha hecho eso desaparezca de su grupo. Continue reading →

Evangelio del Día 04 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 04 de Septiembre 2016

Lectura del libro de la Sabiduría 9, 13-18

Los pensamientos de los mortales son mezquinos, y nuestros razonamientos son falibles; porque el cuerpo mortal es lastre del alma, y la tienda terrestre abruma la mente que medita. Apenas conocemos las cosas terrenas y con trabajo encontramos lo que está a mano: pues, ¿quién rastreará las cosas del cielo? Continue reading →

Evangelio del Día 03 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 03 de Septiembre 2016

Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 4, 6b-15

Hermanos: Aprendan de Apolo y de mí a jugar limpio y se engrían en uno contra el otro. A ver, ¿quién te hace tan importante? ¿Tienes algo que no hayas recibido? Y, si lo has recibido, ¿a qué tanto orgullo, como si nadie te lo hubiera dado? Continue reading →

Evangelio del Día 02 de Septiembre 2016

Evangelio del Día 02 de Septiembre 2016

Lectura de Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 4, 1-5

Hermanos: Que la gente sólo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, en un administrador, lo que se busca es que sea fiel.

Para mí, lo de menos es que me pidan cuentas ustedes o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor. Así, pues, no juzguen antes de tiempo: dejen que venga el Señor. Él iluminará lo que esconden las tinieblas y pondrá al descubierto los designios del corazón; entonces cada uno recibirá la alabanza de Dios. Palabra de Dios.

Salmo Responsorial: 36 R/ “El Señor es quien salva a los justos”

Confía en el Señor y haz el bien, habita tu tierra y practica la lealtad; sea el Señor tu delicia, y él te dará lo que pide tu corazón. R

Encomienda tu camino al Señor, confía en él, y él actuará: hará tu justicia como el amanecer, / tu derecho como el mediodía. R.

Apártate del mal y haz el bien, / y siempre tendrás una casa; / porque el Señor ama la justicia / y no abandona a sus fieles. R.

El Señor es quien salva a los justos, / él es su alcázar en el peligro; / el Señor los protege y los libra, / los librade los malvados y los salva / porque se acogen a él. R.

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 5, 33-39

En aquel tiempo dijeron a Jesús los fariseos y los letrados: “Los discípulos de Juan ayunan a menudo y oran, y los de los fariseos también; en cambio, los tuyos, a comer y a beber”. Jesús les contestó: “¿Quieren que ayunen los amigos del novio mientras el novio está con ellos? Llegará el día en que se lo lleven, y entonces ayunarán”.

Y añadió esta comparación: “Nadie recorta una pieza de un manto nuevo para ponérsela a un manto viejo, porque se estropea el nuevo, y la pieza no le pega al viejo. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque revientan los odres, se derrama, y los odres se estropean. A vino nuevo, odres nuevos. Nadie que cate vino añejo quiere del nuevo, pues dirá: Está bueno el añejo”. Palabra del Señor.

X