Arquidiócesis de Santo Domingo

Evangelio 22 de septiembre 2017

Evangelio 22 de septiembre 2017

Lectura de la primera carta de San Pablo a Timoteo 6, 2-12

Querido hermano: Esto es lo que tienes que enseñar y recomendar. Si alguno enseña otra cosa distinta, sin atenerse a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo y a la doctrina que armoniza con la piedad, es un orgulloso y un ignorante, que padece la enfermedad de plantear cuestiones inútiles y discutir atendiendo sólo a las palabras.

Esto provoca envidias, polémicas, difamaciones, sospechas maliciosas, controversias propias de personas tocadas de la cabeza, sin el sentido de la verdad, que se han creído que la piedad es un medio de lucro. Es verdad que la religión es una ganancia, cuando uno se contenta con poco.

Sin nada vinimos al mundo y sin nada nos iremos de él. Teniendo qué comer y qué vestir nos basta. En cambio, los que buscan riquezas se enredan en mil tentaciones, se crean necesidades absurdas y nocivas, que hunden a los hombres en la perdición y la ruina.

Porque la codicia es la raíz de todos los males, y muchos, arrastrados por ella, se han apartado de la fe y se han acarreado muchos sufrimientos.

Tú en cambio, hombre de Dios, huye de todo esto, practica la justicia, la religión, la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza.

Combate el buen combate de la fe. Conquista la vida eterna a la que fuiste llamado, y de la que hiciste noble profesión ante muchos testigos. Palabra de Dios.

 

Salmo Responsorial: 48, 6-7.8-10.17-18.19-20

R/. Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. ¿Por qué habré de temer los días aciagos, cuando me cerquen y acechen los malvados que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas?  R/.

Nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate. Es tan caro el rescate de la vida, que nunca les bastará para vivir perpetuamente, sin bajar a la fosa.R/.

No te preocupes si se enriquece un hombre y aumenta el fasto de su casa: cuando muera, no se llevará nada, su fasto no bajará con él.R/.

Aunque en vida se felicitaba: “Ponderan lo bien que lo pasa”, irá a reunirse con sus antepasados, que no verán nunca la luz.R/.

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 8, 1-3

En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando la Buena Noticia del Reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.  Palabra del Señor.

 Meditación

Pablo le aconseja a Timoteo enseñar y defender la sana doctrina y alejarse de toda codicia. Estas enseñanzas son para los obispos, presbíteros, Diáconos, la Vida Consagrada, para todos nosotros y nosotras, quienes debemos ser ejemplos por defender y vivir la “sana doctrina”, por no codiciar los bienes, por no usar la Iglesia para mejorar económicamente, sino para servir a los otros.

Esa sana doctrina citada por Pablo es la Buena Noticia del Reino que Jesús iba proclamando de ciudad en ciudad. Y hoy, esa Buena Noticia la explica y aplica Jesús con la práctica de dejarse acompañar, de dejarse atender por la hospitalidad de un grupo de mujeres.

Tres mujeres en primera línea. Cada una con su vocación particular y las tres seguidoras incansables de las huellas de Jesús.

María Magdalena pasó a la historia por ser la primera persona que vio a Cristo resucitado. Todos recordamos esa escena: ella, llorando junto al sepulcro; el Señor que se le aparece como si fuera el hortelano. Luego el encuentro y el anuncio a los apóstoles. María Magdalena, la apasionada discípula que está junto a la cruz en el Calvario, junto a la Virgen y san Juan.

Había otras mujeres que seguían al Maestro de Nazaret. Juana también le acompañó desde los tiempos felices de los milagros hasta el dolor del sepulcro tras la muerte de Cristo. Era una persona importante en la ciudad. Una de esas santas mujeres que sabían estar, al mismo tiempo, entre la alta sociedad de la época y entre los pobres que escuchaban las palabras del Mesías.

También Susana ejerció un papel importante. Ella colaboraba con sus bienes para que el Señor y sus discípulos pudiesen dedicarse a lo importante: la predicación del Reino de los Cielos.

Son mujeres de actualidad, con un testimonio muy vivo. Son el reflejo del amor a toda prueba, de la fidelidad y de la ayuda a la obra de Cristo.

Evangelio 18 de septiembre 2017

Evangelio 18 de septiembre 2017

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 2,1-8

Querido Hermano:
Te ruego, lo primero de todo, que hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en el mundo, para que podamos llevar una vida tranquila y apacible con toda piedad y decoro. Continue reading →

Evangelio del día 17 Agosto 2017

Evangelio del día 17 Agosto 2017

Lectura del libro de Josué 3,7-10a.11.13-17

En aquellos días, el Señor dijo a Josué: «Hoy empezaré a engrandecerte ante todo Israel, para que vean que estoy contigo como estuve con Moisés. Tú ordena a los sacerdotes portadores del arca de la alianza que cuando lleguen a la orilla se detengan en el Jordán.»

Continue reading →

Evangelio del día 14 Agosto 2017

Evangelio del día 14 Agosto 2017

Lectura del libro del Deuteronomio 10,12-22

Moisés habló al pueblo, diciendo: «Ahora, Israel, ¿qué es lo que te exige el Señor, tu Dios? Que temas al Señor, tu Dios, que sigas sus caminos y lo ames, que sirvas al Señor, tu Dios, con todo el corazón y con toda el alma, que guardes los preceptos del Señor, tu Dios, y los mandatos que yo te mando hoy, para tu bien.

Continue reading →

X