febrero 24, 2024 12:52 pm
Subscribir a Boletín
Donar

Este año 2024 necesitamos soñar, necesitamos proyectarnos, necesitamos tener propósitos buenos.

Esta celebración en primer lugar hemos dicho celebración última del año 2023 pues pretende ser una Acción de Gracias hemos vivido esto 365 días hemos vivido este año con tal vez con muchas dificultades y muchas cosas adversas a nosotros contrarias pero con muchas cosas buenas seguro que muchas cosas buenas muchas.

Nosotros no nos damos cuenta de las tantas cosas buenas que recibimos diariamente si nos damos cuenta cuando hay algunas cosas que no anda bien nos damos cuenta de inmediato pero son muchos más muchas más las cosas buenas que nos acontecen a nosotros las cosas buenas que recibimos y por eso tenemos que dar gracias a Dios, inclusive hasta por las cosas malas que nos suceden, debemos dar gracias a Dios también por las cosas malas, porque siempre hay algo bueno detrás. Hay algo bueno detrás de esas cosas que aparecen malas, Dios siempre se recuerda de nosotros, y no permite que llegue el mal a nosotros, el mal que hay en el mundo, y las cosas malas que acontecen no vienen de Dios, vienen de nosotros vienen del mal comportamiento de nosotros, de todos modos agradecemos al Señor.

Hoy es un día de gratitud, y esta celebración así como la celebración de mañana, día primero del año, es de agradecimiento a Dios, por este año que ha pasado y también esta celebración.

La celebración de mañana tiene también la finalidad de pedir al Señor por este año, que comenzamos, por eso debe ser un año de Esperanza, este año que comenzamos, comenzarlo con mucha esperanza, mucha esperanza y pensar en que Dios nos bendiga, como nos dice la primera lectura, “una fórmula de bendición contar con la bendición de Dios”. Contamos con la bendición de Dios, y con esperanza nos disponemos a vivir este nuevo año, con mucha esperanza, esto significa que nosotros debemos tener propósitos, hacernos propósitos para este año, si nos proponemos algo, entonces tenemos Esperanza.

Tenemos que esperar si no nos proponemos a nada, si no tenemos propósito. Entonces no tenemos razón para esperar, pues vamos a ver qué propósitos nos hacemos. Para este año qué proyecto de cada persona, cada día debe de tener algún proyecto, y más en un comienzo de un año, debe debemos tener proyectos. Si tenemos proyectos, entonces tenemos razón para esperar, pero esos proyectos no pueden ser nada más en un sentido material, puede  y deben de ser amplios proyectos, de realización de la vida, proyecto de crecimiento, de crecimiento humano material, y espiritual. Tenemos una mentalidad muy Materialista, y a veces en la misma Vida Cristiana, eh pensamos nada más en lo material, y dejamos a un lado lo que sería eh la parte espiritual, la parte integral de la persona, si nos hacemos proyectos para este año, si nos proponemos algunas cosas para este año, que sea de beneficio para nosotros y de beneficio para los demás, que sea de crecimiento, de crecimiento en todos los sentidos, crecimiento material, crecimiento en el sentido de promoción, pero también crecimiento espiritual.

Cada año nosotros debemos de tener algún logro en la vida espiritual, debemos tener algún logro. Por eso queridos hermanos, al comenzar este año 2024 necesitamos soñar, necesitamos proyectarnos, necesitamos tener propósitos buenos, es importante que nosotros miremos la vida en este sentido,  eh caminar por esta vida, caminar en este tiempo y proyectarnos hacia el futuro, con proyectos, con propósitos buenos de crecimiento  material humano y espiritual, nos comenzamos un nuevo año, que es un año eleccionario, un año de elecciones, también en este sentido tenemos que soñar, tenemos que proyectarnos y tenemos que pedir a Dios que nos ilumine, para una sana elección, las elecciones en el país, en la sociedad, es una oportunidad para ejercer un derecho, para ejercer un derecho, a darse la autoridad que quiere el dominicano, tiene la oportunidad de darse el gobierno que necesita y que quiere tenemos esa oportunidad, pues pidamos al Señor ese discernimiento,, pidamos al Señor esa luz  para una verdadera elección, pidamos al Señor que cada uno elija. Buscando el bien común, como lo es la verdadera política, como es la auténtica política. La Búsqueda del bien común que en estas elecciones que tendremos en este año 24 cada dominicano y dominicana se dé esa oportunidad, de ejercer una verdadera política, una auténtica política, Buscando el bien común sabemos debemos saber, que cuando en unas elecciones, en las elecciones de distintos candidatos, se busca el bien propio, eso no es auténtica política, no es buena política.

Si una persona vota por un candidato, porque me ofreció un cargo, y vamos a estar bien. Yo y mi familia vamos a estar bien, con un cargo, con un ingreso bueno, porque me vas a poner en un puesto Bueno. Si votamos así, estamos haciendo una mala política, ¡malísima! Y eso es lo que está sucediendo en nuestra sociedad.

Votar Buscando el bien propio, y no el bien de todos, no el bien de la nación, por eso no es raro que tengamos candidatos malos, sin proyectos nacionales, sin proyecto de bien para el país candidatos,  malos corruptos y la gente vota por ello, porque están le han ofrecido y buscan el bien propio, no buscan el bien.

Así que oremos al Señor en este comienzo de año, para que hagamos una buena política, para que hagamos una buena elección, buscando siempre el bien de todos, el bien de la nación. Así que soñamos también, con eso nos proyectamos, por eso que esta celebración y al comienzo de este año, nosotros demos Muchas gracias a Dios, por el bien que hemos recibido, por lo bueno que hemos, recibido que es un regalo de Dios y que el Señor nos dé esa luz, para soñar para proyectarnos, y hacernos buenos propósitos, propósitos de crecimiento personal, de crecimiento de la comunidad, y de crecimiento del país y que nos ilumine en este sentido para estas elecciones buscar el bien común.

Ave María Purísima

Homilía de Mons. Francisco Ozoria,
Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Primado de América.

You may also like

Arquidiócesis de Santo Domingo 
 Es una circunscripción eclesiástica de la Iglesia católica en República Dominicana. 

Vida Arquidiocesana

Últimos artículos

©2023 Todos los Derechos Reservados a la Arquidiócesis de Santo Domingo.