febrero 27, 2024 12:38 am
Subscribir a Boletín
Donar

“Un Paso Por Mi Familia 2022”, Volvió con más fuerza – Diario Católico

by prensa.arzobispadosd@gmail.com


Santo Domingo D.N.- Después de dos años de pandemia regresó con más fuerza Un paso por mi familia 2022. El domingo 20 de noviembre el Malecón de Santo Domingo desde la Máximo Gomez fue testigo de una explosión de alegría, colores y una multitud que caminó hacia el Parque Eugenio María de Hostos culminando con la eucaristía presidida por Monseñor Benito Ángeles Fernández, en representación de Monseñor Francisco Ozoria Acosta Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo quien no pudo estar presente, además estuvieron otros obispos auxiliares, sacerdotes, diáconos, religiosos y miles de familias.

  

La caminata de hoy fue el evento conclusivo de la celebración del mes de la familia, como había anunciado el Padre Mario de la Cruz Vicario de la Pastoral de Familia y Vida de la Arquidiócesis de Santo Domingo. Noviembre estará lleno de actividades para poner al centro la importancia de la familia y la vida. Es así como se publicaron varios artículos en los diarios dominicanos, al inicio del mes se realizó una convivencia especial para las familias en el Jardín Botánico, dos juegos de béisbol, uno del Licey y otro del Escogido, quienes también se sumaron a esta gran celebración por los valores de la familia, un rosario transmitido por varios canales y por último la gran marcha de Un paso por mi familia.

Cabe anotar que aún si al inicio se realizó una gran marcha en Santo Domingo, con el tiempo y dada la cantidad de personas que se han sumado cada año, actualmente se realiza en cada diócesis, hoy se realizó UN PASO POR MI FAMILIA simultáneamente en Santiago, Mao Montecristi, Baní, San Francisco de Macorís, San Juan de la Maguana, San Pedro de Macorís, La Vega, La Altagracia y Puerto Plata.

El programa en Santo Domingo fue una verdadera fiesta de la familia, un momento para orar, para compartir los testimonios y para gozar gracias a la presencia de los ministerios musicales como Militantes del Señor, Proyecto 67, D’Fe, Enrique Feliz y Noé Reyes.

En la parte conclusiva el Manifiesto fue leído por una familia para testimoniar la alegría y las bendiciones que Dios da a quien se abre a la vida. Fuerte la súplica al gobierno central, a los empresarios y a toda persona de buena voluntad, para que se le dé más atención a la familia, a través de políticas que vayan a favor de la familia. En nuestro país hace falta más políticas de viviendas, de salud, de alimentación, de agua potable, de recreación, políticas para la niñez, los jóvenes, los envejecientes, etc.

Por su parte Monseñor Benito Ángeles, durante su homilía contextualizó la eucaristía de este domingo dentro de la gran solemnidad que celebra la iglesia católica: La fiesta de Cristo Rey y puntualizó: “Nos unimos de todo corazón a la Solemnidad de Cristo Rey Del Universo, síntesis de todo el misterio de la salvación… Hoy queremos celebrar todos sus triunfos en una sola fiesta, especialmente instituida para mostrar a Jesús como el único Soberano, ante una sociedad que parece querer vivir a espaldas de Dios, y no reconocer nada de esto”.

Monseñor Benito recordó la misión de la iglesia frente a la familia: “Estamos llamados a acompañar, a escuchar, a bendecir el camino de las familias; no sólo a trazar la dirección, sino a hacer el camino con ellas; a entrar en los hogares con discreción y con amor, para decir a los esposos: la Iglesia está con ustedes, el Señor está cerca de ustedes, queremos ayudarles a conservar el don que han recibido”.

¿Qué es Un Paso por mi Familia?

Un Paso por mi Familia es una experiencia iniciada en la República Dominicana en el año 2012 por la Comisión Nacional de Familia (CNF), con el objetivo de resaltar los valores en la familia y luchar por la estabilidad familiar en la República Dominicana.

Los valores por los cuales caminamos en Un Paso por mi Familia son: la Fidelidad, la Honestidad, la Responsabilidad, la Confianza, la Vida, el Amor, la Generosidad, la Tolerancia, la Fe, la Fraternidad, la Paz, la Verdad, la Esperanza, la Justicia, la Solidaridad, el Respeto, la Comunicación, el Perdón, entre otros.

Homilía UN PASO POR MI FAMILIA
Domingo 20 de Noviembre 2022
Mons. Ramón Benito Ángeles Fernández
Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo

Queridos hermanos y hermanas.

Señores obispos y sacerdotes concelebrantes, diáconos y ministros del altar. Queridas familias, fieles presentes y los que nos siguen a través de los medios de comunicación en sus diferentes formas.

Reciban el abrazo y saludo fraternal de nuestro Arzobispo Metropolitano, Su Excelencia Mons. Francisco Ozoria Acosta, quien por razones altamente entendibles nos solicita la compresión de su ausencia en tan grandioso y significativo día dedicado a compartir y celebrar la gracia de ser parte de una familia.

Nos unimos de todo corazón a la Solemnidad de Cristo Rey Del Universo, síntesis de todo el misterio de la salvación. Todas las fiestas de Cristo lo son de Cristo Rey, pues este es su estado actual y definitivo: desde su Resurrección, y para toda la eternidad, reina el Señor nuestro Dios, dueño de todo… Hoy queremos celebrar todos sus triunfos en una sola fiesta, especialmente instituida para mostrar a Jesús como el único Soberano, ante una sociedad que parece querer vivir a espaldas de Dios, y no reconocer nada de esto…

Los textos de esta Misa nos muestran el amor de Cristo Rey, que establece su reinado no con la fuerza de un conquistador, sino con la bondad mansedumbre de Buen Pastor. El Reino de Cristo es sal de la tierra, luz del mundo, fermento en la masa, signo de Salvación para construir un mundo más justo, más fraterno, más solidario, inspirado en los valores del Evangelio: la esperanza y la alegría eterna a todos los que estamos llamados. Por eso aclamamos en este día al Reino de Cristo como Reino de verdad y vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz.

Aquí nos sentimos acogidos, recibidos, amados, valorados y defendidos por nuestros padres y hermanos. Es decir, por la familia fundada en matrimonio de un hombre y una mujer.

En un día como hoy y en este maravilloso y privilegiado ambiente de un Paso por mi Familia; dejémonos iluminar por la palabra de Dios en este día de Cristo Rey del Universo, la original y genuina doctrina del Santo Padre, el Papa Francisco, refiriéndonos a las sólidas y oportunas enseñanzas sobre la FAMILIA.

“Apoyemos a la familia, defendámosla de todo lo que comprometa su belleza. Acerquémonos a este misterio del amor con asombro, discreción y ternura. Y comprometámonos a salvaguardar sus preciosos y delicados vínculos”.

Con ocasión del V Aniversario de la publicación de la Exhortación Postsinodal “Amoris laetitia”. Anunciamos a las parejas, a los esposos y a las familias una Palabra que les ayude a captar el auténtico sentido de su unión y de su amor, signo e imagen del amor trinitario y de la alianza entre Cristo y la Iglesia”.

La Iglesia está encarnada en la realidad histórica como lo estuvo su Maestro, e incluso cuando anuncia el Evangelio de la familia lo hace sumergiéndose en la vida real, conociendo de cerca las labores cotidianas de los esposos y de los padres, sus problemas, sus sufrimientos, todas esas pequeñas y grandes situaciones que pesan y a veces obstaculizan su camino.

Estamos llamados a acompañar, a escuchar, a bendecir el camino de las familias; no sólo a trazar la dirección, sino a hacer el camino con ellas; a entrar en los hogares con discreción y con amor, para decir a los esposos: la Iglesia está con ustedes, el Señor está cerca de ustedes, queremos ayudarles a conservar el don que han recibido.

Los lazos familiares dan estabilidad a la comunidad humana.

Acerquémonos a este misterio del amor con asombro, discreción y ternura. Y comprometámonos a salvaguardar sus preciosos y delicados vínculos: hijos, padres, abuelos… Necesitamos estos vínculos para vivir y vivir bien, para hacer la humanidad más fraterna”.

En diciembre de 2021, el Papa Francisco escribió una carta a los matrimonios con ocasión del Año de la Familia Amoris Laetitia en la que recordó que “el primer ámbito de la educación sigue siendo la familia, en los pequeños gestos que son más elocuentes que las palabras”.

Preservar la armonía en la familia, hay que luchar contra la dictadura del yo”. El Papa Francisco indicó que “la familia de Jesús, la de Nazaret es la familia modelo, en la que todas las familias del mundo pueden hallar su sólido punto de referencia y una firme inspiración”.

“En su camino familiar, ustedes comparten tantos momentos inolvidables. Sin embargo, si falta el amor, falta la alegría, y el amor auténtico nos lo da Jesús”.

“Hoy, la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy; lo indispensable que es esto para la vida del mundo, para el futuro de la humanidad”.

“Hay tres palabras mágicas: Permiso para no ser invasivo en la vida del cónyuge. Gracias, agradecer lo que el otro hizo por mí, la belleza del decir gracias. Y la otra, perdón, que a veces es más difícil, pero es necesario decirla”.

“El secreto es que el amor es más fuerte que el momento en que se pelea, y por eso aconsejo a los esposos: no terminen el día en que pelearon sin hacer las paces, siempre”.

Audiencia General en la Plaza San Pedro, el miércoles 2 de abril de 2018. “No existe la familia perfecta, pero no hay que tener miedo a la imperfección, a la fragilidad, ni siquiera a los conflictos; hay que aprender a afrontarlos de manera constructiva. Por eso, la familia en la que, con los propios límites y pecados, todos se quieren, se convierte en una escuela de perdón”.

La familia como un “centro de amor, donde reina la ley del respeto y de la comunión, capaz de resistir a los embates de la manipulación y de la dominación de los ‘centros de poder’ mundanos”.

“Aquello que pesa más de todas las cosas es la falta de amor. Pesa no recibir una sonrisa, no ser recibidos. Pesan ciertos silencios. A veces, también en familia, entre marido y mujer, entre padres e hijos, entre hermanos. Sin amor, el esfuerzo se hace más pesado, intolerable”.

“El verdadero vínculo es siempre con el Señor. Todas las familias, tienen necesidad de Dios: todas, ¡todas! Necesidad de su ayuda, de su fuerza, de su bendición, de su misericordia, de su perdón. Y se requiere sencillez. ¡Para rezar en familia se requiere sencillez! Cuando la familia reza unida el vínculo se hace fuerte”.

En la familia siempre se encuentra a Jesús
“El Evangelio de la familia es verdaderamente alegría para el mundo, ya que allí, en nuestras familias, Jesús siempre puede ser encontrado; él vive allí, en simplicidad y pobreza, como lo hizo en la casa de la Sagrada Familia de Nazaret”.

La familia es el lugar más importante para transmitir la fe
“El primer y más importante lugar para transmitir la fe es el hogar, a través del sereno y cotidiano ejemplo de los padres que aman al Señor y confían en su palabra”.

La familia es la esperanza del mundo
“Ustedes, familias, son la esperanza de la Iglesia y del mundo. Con su testimonio del Evangelio pueden ayudar a Dios a realizar su sueño, pueden contribuir a acercar a todos los hijos de Dios, para que crezcan en la unidad y aprendan qué significa para el mundo entero vivir en paz como una gran familia”.

La iglesia es “una familia de familias”
La Iglesia es efectivamente “una familia de familias, y siente la necesidad de ayudar a las familias en sus esfuerzos para responder fielmente y con alegría a la vocación que Dios les ha dado en la sociedad”.

Monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis
de Santo Domingo y Vicario Episcopal Territorial de Santo Domingo Este.

Fuente:
Rvdo. P. Dr. Mario de la Cruz Campusano, Vicario Episcopal Vicaría
Episcopal de Pastoral Familia y Vida C/ Isabel La Católica 55, Zona Colonial,
Santo Domingo, DN Tel.: 809-537-5337; E-mail: vifamiliayvida@gmail.com
@vicariaepiscopalfamiliayvidasd @pormifamiliard Arquidiócesis.org
@arquidiocesisd

– Publicidad –



Source link

You may also like

Arquidiócesis de Santo Domingo 
 Es una circunscripción eclesiástica de la Iglesia católica en República Dominicana. 

Vida Arquidiocesana

Últimos artículos

©2023 Todos los Derechos Reservados a la Arquidiócesis de Santo Domingo.