febrero 21, 2024 6:31 am
Subscribir a Boletín
Donar

La conversión en mi vida, llego así – Diario Católico

by prensa.arzobispadosd@gmail.com


Por: Fleury Contreras

Recuerdo que tenía apenas 17 años de edad y estaba pasando por un momento difícil, en ese momento había terminado una relación amorosa, un noviazgo de prácticamente un año, y el hecho fue infidelidad.

No recuerdo el año, ni mucho menos la hora ni el día, solo recuerdo lo abrumado que estaba, con el corazón hecho trizas al saber que mi novia me había engañado con un supuesto amigo, y cuando digo supuesto es porque los amigos, los verdaderos amigos, respetan a sus amigos y a las parejas de los amigos, pero en esta ocasión no fue así.

No sabía lo mucho que dolía hasta que me tocó a mí y es que antes de que pasara todo eso, ya yo le estaba siendo infiel, si así es, llevaba una vida de fornicación y adulterio, prácticamente tenía una en cada esquina sin exagerar, lo hacía muy bien, tan bien que nadie sospechaba de mí y sin yo saber el daño que podía ocasionar, pues me dieron de mi propia medicina.

Así que cuando me paso me hice una pregunta y fue la siguiente ¿Si este no era el amor verdadero, pues cual es el amor verdadero? Y en ese mismo instante sentí dentro de mí una voz que me dijo – Jesús.

Yo quedé petrificado, no sabía quién era o qué, pero desde ese momento comencé a buscar a Jesús, sabía que lo había escuchado en la iglesia, ya que mi madre me llevaba todos los domingos a la misa y veía a un hombre hablar de otro hombre el cual se llamaba Jesús, pues comencé a indagar como conocerlo mejor y supe de un grupo de oración en la iglesia los jueves y comencé a visitarlos, dure casi un año visitando el grupo de oración y veía como todos estaban recibiendo dones y carismas y yo con el mismo dolor en el alma y en el corazón, me preguntaba ¿Por qué? Pasaron algunas semanas y sin respuesta alguna y comencé a pelear con Dios, le discutía y le decía una y mil veces, – ¿para que me llamaste, sino ibas a quitarme este dolor ni mucho menos iba a sentir tu presencia?

Decidí salirme del grupo y no solo del grupo sino también de la iglesia y de todo lo relacionado con Dios, no quería saber de Dios y comencé nuevamente a fornicar y ser adultero, pero ahora dolía más ya que tenía el conocimiento adquirido por los hermanos de la iglesia y por la misma biblia de que eso era pecado y ofendía a Dios, a pesar de estar enojado con Él, me preocupaba mi posición delante de Él.

Ya mi vida no tenía ningún sentido, yo mismo no me amaba y ya estaba cansado de todo lo que estaba pasando, así que decidí ya no vivir, y de camino a la universidad cruzaba las calles sin mirar para que un carro o lo que pasara por allí en aquel momento me quitara la vida, pero nunca fue así, al parecer alguien desde arriba me cuidaba.

Un día recibo una llamada y observo que es un primo mío que era coordinador de un ministerio al cual yo pertenecía antes de salirme de la iglesia llamado (ministerio de orden y asistencia), era un ministerio que daba servicios a los eventos fuertes y yo era parte del equipo, realmente había olvidado un concierto que se aproximaba y esa llamada confirmaba todo, y me dice – Fleury recuerda que estarás el sábado con nosotros, – donde yo respondí, – hermano conmigo no cuentes, yo no quiero saber de nada relacionado con iglesia mucho menos de Dios, -el me respondió  -bueno, tú me diste tu palabra debes venir – me quede pensando y realmente lo único que me quedaba en esta vida era la palabra y si la perdía ya no era nada, sino más un hombre plenamente vacío, y le dije que sí, que iría solo para cumplir con mi palabra, pero desde que terminara el concierto me retiraría inmediatamente y él con gusto acepto.

Llego el día del concierto y al parecer el Señor me tenía lo mío, ya que me tocaba organizar las filas y dejar entrar a las personas al evento, pero llegue tarde y ya las personas estaban adentro, el coordinador del ministerio me dijo – hermano no se preocupe, déjeme ver donde lo pongo para que se ponga a trabajar. –bueno pues les confieso que estaba un poco asustado y no sabía lo que iba a pasar, pero tenía unos presentimientos muy fuertes y extraños, hasta que él me dijo –ven estarás dentro, cuando te diga abre el telón lo abres y cuando diga ciérralo pues lo cierras así de fácil.

Recuerdo que unos de los ministerios de canto eran Alfareros y ellos cerrarían, y ya saben, yo haciendo mi trabajo, cumpliendo con mis palabras para ser alguien y no una basura como me sentía, las horas pasaron y llego el momento del cierre y conmigo no había pasado nada, pero el Señor siempre tiene la suya bajo la manga, entro Alfareros y después de varias canciones le pide al público que se unieran a la oración, que cerraran los ojos y que recibieran del Espíritu Santo, en ese momento el coordinador llamo por las radios y nos dijo que nos uniéramos a la oración y que dejáramos de trabajar para que nos uniéramos, pues yo por mi parte me dije a mi mismo que podría perder, ya todo está perdido así que me uní a la oración, recuerdo como si fuera hoy que le dije al Señor –haz lo que quieras conmigo, y así fue.

Cerré los ojos y todo se tornó oscuro y ese espacio estaba lleno de luces, también sentía calor, mucha calor donde el ambiente estaba muy agradable y me pregunte en ese momento ¿Qué está sucediéndome?, también deje de escuchar las personas, no escuchaba absolutamente nada, y me dije que si era posible lo que estaba pasando ya que eran más de mil personas y yo no escuchaba nada, comencé a ver cosas muchas ilusiones donde me explicaban cada duda que tenía y una de ellas me decía, -no sentías nada porque estabas muy sucio y te estábamos limpiando pero era un proceso largo, y comencé a recibir donde y carismas en ese momento, me mostraba en la ilusión, en ese sueño tan profundo pero donde estaba despierto, yo cantando para el Señor, también con un grupo de jóvenes y llevando la palabra a muchos lugares.

Cuando desperté, cuando abrí los ojos estaba totalmente arrodillado, con lágrimas en mis ojos y me sentía renovado y lleno de amor y de paz, creía que todo había terminado ahí y que podía ya continuar con mi nueva vida, pero me puse de pie y llego una persona y me dice –Jesús me dijo que te diera un abrazo y que él te ama y nunca dejara de amarte, aunque tú te alejes mil veces, -quede sin aliento al escuchar esas palabras y al darme el abrazo fue como algo fuera de este mundo, algo que nunca había sentido y perdí las fuerzas y me fui abajo en llantos por el amor que estaba recibiendo, ella me agarro fuertemente y solo se quedó ahí abrazándome hasta que me pude componer.

Paso el tiempo y realmente todo lo que me mostro se cumplió, hoy 2023 ya hace más de 15 años que paso eso y tuve un ministerio de teatro llamado (Ministerio de teatro fuente de amor), con muchos jóvenes donde duramos 6 largos años llevando el evangelio por medio de la dramatización y mucho más, hoy tengo un ministerio de canto, el cual comenzó en el 2017 se llama (Mister Sincero), y si así mismo el Señor ha cumplido sus promesas a pesar de las caídas en este caminar que he tenido él nunca me ha dejado solo y me recuerda siempre que me ama y que siempre estará a mi lado pase lo que pase.

Que Dios te bendiga grandemente…

 

 

 

– Publicidad –



Source link

You may also like

Arquidiócesis de Santo Domingo 
 Es una circunscripción eclesiástica de la Iglesia católica en República Dominicana. 

Vida Arquidiocesana

Últimos artículos

©2023 Todos los Derechos Reservados a la Arquidiócesis de Santo Domingo.