febrero 27, 2024 9:39 am
Subscribir a Boletín
Donar

La música en mi vida – Diario Católico


Por Fleury Contreras Urbano (Mister Sincero)

Lo recuerdo como hoy a mis 13 años de edad cuando compuse mi primera canción, en realidad no se le puede llamar canción pero para mí lo era. Mi primera creación, mi primer bebé, ahí estaba plasmado en una hoja de papel y a todos se la mostraba.

Les confieso que no era cristiana ni mucho menos secular, era como de otro planeta pero era mi canción, en ese entonces no era Cristiano, le cantaba al mundo, componía para las chicas y se me daban bien las cosas, hasta que un día el Señor me llama a su redil y convierte un hombre corrompido en un hombre nuevo, lo más fascinante fue no solo convertirme a mí sino convertir una de mis canciones favoritas que había compuesto secularmente hablando en una canción cristiana, –  ¿sorprendente verdad?, Una canción que decía tanto en lo secular, hoy dejar tantos testimonios de vida en el ámbito Cristiano, la canción se titula (Yo Quiero).

Así que sin mucho que decir ya pueden imaginarse que significa la música para mí, la música en mi vida lo es todo, es el medio que me acerca a Dios, es mi fuerza, mi sustento, es el agua que me mantiene con vida, no solo es orar dos veces como repiten muchos, es más que eso, con el solo hecho de llevarme al cielo sin morir y volver nuevamente a la tierra sin ningún problema, para mí la música lo es todo, mi pasión, mi forma de decirle al mundo lo que siento, lo que creo y pienso, la música mantiene palpitando a este corazón enamorado de un Dios vivo el cual por medio de la música conocí.

Así que te invito a que hoy escuches tu canción favorita no importa cuál sea, recuerda que música es música y nadie le quitará ni la tilde de la U.

 

Que Dios te siga bendiciendo grandemente.

– Publicidad –



Source link

You may also like

Arquidiócesis de Santo Domingo 
 Es una circunscripción eclesiástica de la Iglesia católica en República Dominicana. 

Vida Arquidiocesana

Últimos artículos

©2023 Todos los Derechos Reservados a la Arquidiócesis de Santo Domingo.